Economia

Trump planea endurecer sanciones económicas contra Corea del Norte

Trump planea endurecer sanciones económicas contra Corea del Norte

El presidente chino Xi Jinping pidió este sábado a su homólogo norteamericano Donald Trump abstenerse de "palabras y actos" capaces de "exacerbar" la tensión en la península coreana, indicó la televisión estatal china.

Agregó que ambos mandatarios acordaron permanecer en contacto durante los próximos días y se comprometieron a trabajar en conjunto para aplicar las sanciones aprobadas por Naciones Unidas contra el país asiático.

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, en inglés), Mike Pompeo, aseguró este domingo que no hay "nada inminente" en la crisis entre Estados Unidos y Corea del Norte aunque dijo que no se sorprendería si Pyongyang realiza otra prueba de misiles debido a la "velocidad alarmante" de su programa militar.

Trump mantuvo la dura retórica el viernes, tras advertir que Pyongyang "verdaderamente se arrepentiría" de tomar cualquier acción hostil contra Estados Unidos.

Ese año Trump consideraba ser candidato a las elecciones presidenciales del 2000. "Me refiero a que ellos tienen áreas en las que están desarrollando misiles", dijo Trump a Tim Russert en el programa de la NBC. "Creo que pueden mejorar aún más", añadió.

El despliegue del sistema antimisiles en Japón occidental se produce después de que Corea del Norte anunciara que "está examinando seriamente" un plan para disparar simultáneamente cuatro misiles balísticos de alcance intermedio en un "ataque envolvente en Guam".

Previamente, el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, afirmó que China está dispuesta a asumir las posibles pérdidas económicas por las nuevas sanciones internacionales contra Pyongyang, en aras de la desnuclearización y la estabilidad en la península coreana. Corea del Norte tiene una población de unos 25 millones de habitantes y cuenta con un ejército de entre 700.000 y 1,3 millones de miembros, según los expertos.

En la fase 3, serían lanzados unas bombas estratégicas y un limitado número de B-1s y B-52s tanto desde EE.UU. como desde la isla estadounidense de Guam (ubicada en el Pacífico occidental) para atacar objetivos específicos tales como bunkers y sitios subterráneos en Corea del Norte. Pyongyang declaró haber ensayado el 28 de julio un misil balístico intercontinental, el segundo en un mes.