Internacional

Supremacistas blancos y antifacistas se enfrentan en Virginia

Supremacistas blancos y antifacistas se enfrentan en Virginia

La ciudad se convirtió de nuevo en el foco de tensión en torno a un polémico monumento que alberga en el Parque de la Emancipación, por lo que fue declarado el estado de emergencia en Virginia, informó en Twitter el gobernador Terry McAuliffe.

Cientos de personas se enfrentaban en Charlottesville antes del inicio del acto supremacista blanco previsto a realizarse en el centro de esta ciudad de Virginia, destacó AP.

Las consignas lanzadas entre manifestantes, ataviados con banderas confederadas y escudos de protección; y los opositores, que acusan a los organizadores de ideología ultraderechista, rápidamente desembocaron en golpes y puñetazos.

Los asistentes al encuentro quieren expresar su protesta contra la retirada de la estatua del general confederado Robert E. Lee de uno de los parques de la ciudad, escenario el mes pasado de una minoritaria protesta de miembros de Ku Klux Klan. Se esperaba la participación de miles de personas.

En paralelo, otra manifestación se llevó a cabo en contra de la presencia de la estatua en la ciudad, y el encuentro llevó a fuertes enfrentamientos entre ambos grupos.

Supremacistas blancos y antifacistas se enfrentan en Virginia

Cientos de supremacistas blancos, algunos al ritmo de soflamas nazis, marcharon esta pasada noche con antorchas por las calles en el preludio de un encuentro convocado para este sábado.

Varias personas han sido atendidas por heridas leves al resultar rociadas con espray de pimienta, de procedencia desconocida, y al menos una persona no identificada ha sido arrestada, de acuerdo con el medio local 'Daily Progress'.

Kessler subrayó en un comunicado que se trata de defender la Primera Enmienda de la Constitución que protege la libertad de expresión y respaldar a "los grandes hombres blancos que están siendo difamados, calumniados y derribados en EEUU".

El alcalde de Charlottesville, Mike Signer, denunció que el "desfile cobarde de odio, racismo e intolerancia marchan por los jardines del arquitecto de nuestra Declaración de Derechos".