Deportes

¡Su Majestad! Federer gana en Wimbledon su 19º grande

¡Su Majestad! Federer gana en Wimbledon su 19º grande

Ademas de convertirse en campeón sin ceder un solo set, este es el trofeo número 19 en torneos Grand Slam, lo que consolida aún más el nombre del tenista suizo como uno de los mejores en la historia.

Roger Federer ha demostrado una vez más que los años no pasan en vano, el suizo arrasó en Wimbledon y se alzó con su octava corona al derrotar en la gran final al croata Marin Cilic por 6-3, 6-1, 6-4 en apenas una hora y 41 minutos.

La leyenda de Federer crece cuando conquista su octava corona en Wimbledon ganando 6-3, 6-1 y 6-4. Federer compartía la anterior marca (10) con el estadounidense Bill Tilden (Abierto de Estados Unidos) y con Rafael Nadal (Roland Garros). Fue su segundo Grand Slam del año, en el anterior (Abierto de Australia) superó a Rafael Nadal en la final.

Con una sonrisa enorme y la copa a su izquierda, Roger Federer deslizó muchos conceptos tras ganarle la final a Marin Cilic.

'Su Majestad' no dio espacio a dudas y se quedó con el torneo inglés, transformándose de paso en su ganador más 'viejo' en la era profesional, con 35 años y 342 días.

Roger Federer es rey por octava ocasión
Anterior Siguiente

Cuando parece que el tiempo comienza a cobrarle factura a Roger Federer, el suizo demuestra que a sus casi 36 años no pierde ese tenis que le ha llevado a ser el mejor de la actualidad.

A pesar de que los primeros juegos prometían un duelo parejo por la estrategia agresiva que el croata campeón del US Open 2014 la planteó a Su Majestad, todo fue un espejismo ante un Federer que salió a dominar con la derecha, servir como si se tratara de pintar un cuadro perfecto y gozar con su elegante revés.

"Espero que éste no sea mi último partido aquí, quiero volver el año que viene", afirmó Federer. A los 35 años, llegó a 19 Grand Slams y vuelve a pelear por el N° 1. Federer era el amo y señor de la final. Ambos dominaron las finales de las grandes citas del tenis hasta el año 2010, cuando Djokovic, Andy Murray y el también suizo Stan Wawrinka, definitivamente un tenista de consolidación tardía, comenzaron a llevarse los trofeos. "Los tres, cuatro primeros meses de la temporada fueron como un sueño".

Federer mantuvo en la final el contundente tenis que mostró durante todo el torneo con 23 golpes ganadores y un 81 por ciento de puntos con el primer saque y cerró el partido con un ace que hizo estallar al público.