Internacional

"La privatización de Arsat pone en riesgo nuestra soberanía nacional" — Silvina Frana

"El gobierno nacional acaba de aprobar la venta de ARSAT de manera ilegal", explica el texto.

En una carta de intención firmada el 29 de junio a la que accedió El Destape, el Gobierno autorizó a la compañía Hughes a que se quede con "al menos" el 51% del ARSAT 3 y también la autorizó a cambiarle el nombre. Según reveló el sitio El Destape, los próximos satélites producidos en Argentina estarán a cargo de una firma internacional que se quedará además con el espacio orbital que le correspondía a la Argentina.

En este sentido, la diputada rionegrina recordó que en noviembre de 2015, con la sanción de la Ley 27.208 de Desarrollo de la Industria Satelital, "el Congreso de la Nación impulsó esta política de Estado que hoy se intenta socavar" y anticipó: "No vamos a permitir semejante atropello, vamos a solicitar toda la documentación para presentar en la justicia una denuncia penal por este incumplimiento".

Por otro lado, mientras que para la producción de los anteriores Arsat se utilizó al menos un 30 por ciento de elaboración argentina, para el nuevo satélite se comprará tecnología a Estados Unidos.

"Las sospechas que teníamos sobre la cesión ilegal de la producción y explotación del nuevo Arsat a la compañía americana Hughes se habrían hecho realidad, tras rubricarse la fusión entre el director de ARSAT Rodrigo De Loredo y los representantes de dicha empresa, quienes habrían acordado también que la compañía se quedaría con el espacio orbital que le correspondía al país y los dividendos que se generen", indicó Silvina Frana. Desde ese país también se arbitrará en caso de litigio.