Internacional

MÉXICO: Trabajadores por cuenta propia, en el nivel más bajo desde 2012

MÉXICO: Trabajadores por cuenta propia, en el nivel más bajo desde 2012

Lo anterior de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la cual detalló que después de las personas que cuentan con instrucción de nivel medio y superior, prosiguen las personas con la secundaria completa con el 23.56 por ciento (16 mil 081) del total de desempleados.

Es de mencionar que durante el trimestre en mención, la Población Económicamente Activa (PEA) del estado ascendió a 750 mil 628 personas, mientras que la ocupada fue de 732 mil 311. Los 8 mil trabajadores restantes corresponden al no especificado. Hoy, más empleados ganan poco y cada vez menos personas perciben salarios elevados.

De acuerdo con números de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), por sector de actividad económica, el que absorbe al mayor número de trabajadores es el terciario, generando 64.3% del empleo total en Nuevo León. Hace 11 años casi el doble de personas ganaban cinco o más salarios.

El instituto también reportó que la población económicamente activa para el periodo de referencia en la entidad fue de un millón 180 mil 966 personas; en tanto que la población ocupada sumó un millón 139 mil 115.

Esta realidad laboral se da en un entorno de bajo desempleo en México.

La población subocupada registró una tasa del 1.7% respecto a la población ocupada en el primer trimestre de 2017.

La población Económicamente Activa Ocupada se divide en los sectores de actividad productiva con 6.5 millones de personas en el sector primario o de producción (12.6%). Además, 7,4 millones trabajan en el ámbito de las empresas, gobiernos e instituciones; 5,8 millones están ocupados en el sector agropecuario; y otros 2,3 millones se desempeñan en el servicio doméstico remunerado.

Subraya que las zonas más urbanizadas con 100 mil y más habitantes la tasa llegó a 3.9 por ciento; las que tienen de 15 mil a menos de 100 mil habitantes alcanzó 3.6 por ciento; en las de dos mil 500 a menos de 15 mil fue de tres por ciento, y en las rurales de menos de dos mil 500 habitantes se estableció en 2.3 por ciento.

Mientras el crecimiento económico del país siga bajo y no se generen nuevos diferenciales productos de mayor valor agregado, como innovación, va a ser complicado que mejore la situación del mercado laboral, concluyó De la Cruz.