Salud

Crean comisión especial para investigar el "caso ruso"

Crean comisión especial para investigar el

El 9 de mayo el propio Comey fue despedido por el presidente, quien además le advirtió por Twitter que guarde silencio y le sugirió que poseía grabaciones de todas sus conversaciones en la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump, que enfrenta una oleada de denuncias por una aparente tentativa de presionar al FBI y obstaculizar la justicia, dijo ayer que nunca hubo en el país un mandatario tratado más injustamente que él.

"Ante esta circunstancia especial, el interés público requiere que coloque esta investigación bajo la autoridad de una persona que ejerza un grado de independencia de la cadena de mando normal", aseguró en un comunicado el vicefiscal general Rod Rosenstein.

Trump insiste en su inocencia y expresó su confianza en que una "investigación exhaustiva" mostrará que efectivamente su campaña electoral no tuvo ayuda de ninguna "entidad extranjera".

Trump, quien recién se encuentra en el cuarto mes de su mandato, está en el centro del fuego cruzado por la secuencia de episodios controvertidos en la Casa Blanca, y no parece capaz de colocar su administración sobre rieles. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, convocó una conferencia de prensa donde alegó que el Poder Legislativo tiene que concentrarse en hacer su trabajo. "Nuestro papel es concentrarnos en los hechos", dijo.

Vladimir Putin se burló abiertamente ayer del escándalo en Estados Unidos a causa de las informaciones confidenciales que habría revelado su homólogo Donald Trump al ministro ruso Serguei Lavrov, y propuso revelar la transcripción de la conversación.

Más allá de cualquier vínculo específico entre Trump y Rusia, el mandato también abarca todos los "asuntos que surgieron o pudieran surgir directamente de la investigación". El martes, Comey había rechazado una invitación para hablar en una sesión a puertas cerradas.

Por separado, cuatro miembros principales del Comité Judicial del Senado escribieron al FBI y a la Casa Blanca en busca de documentos que detallen dichas comunicaciones entre el mandatario y Comey, a la luz de las últimas revelaciones sobre las investigaciones acerca de Rusia. Trump habló así durante un discurso ante los cadetes de la Academia de la Guardia Costera, en New London (Connecticut).