Venezuela

Con opositores en las calles, avanza reforma en Venezuela

Con opositores en las calles, avanza reforma en Venezuela

"Convoco desde ya a la Constituyente, quiero que voceros y líderes y productores del campo sean próximos diputados y diputadas de la constituyente. ¿Me van a acompañar?, ¿me van a apoyar en la Constituyente?", preguntó Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, a un grupo de vacas durante un evento en Caracas.

Artículo 348: La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrá hacerla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de la dos terceras partes de sus integrantes; los Consejos Municipales en cabildos, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; y el quince por ciento de los electores inscritos y electoras en el registro electoral.

El dirigente del Psuv agregó que le presidente Maduro ha planteado elecciones regionales y la oposición no las ha admitido.

Al lado de Maduro, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, a quien la oposición acusa de servir al gobierno, manifestó que el proceso de Constituyente "llevará a la paz del país que todos merecemos". Las protestas y los choques con los cuerpos de seguridad han dejado saldo de más de 30 muertos y centenares de heridos y detenidos. En las marchas y bloqueos, los agentes antimotines llenaron de gases lacrimógenos, balas de goma y chorros a los manifestantes. La oposición rechaza el proyecto del mandatario y lo definió como un "golpe de Estado", por lo que volvió a salir hoy a las calles para protestar por la medida.

México también lamentó la decisión de Maduro de iniciar el proceso para retirar a su país de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Es una táctica dilatoria chimba (tramposa) para zafarse de la presión del pueblo pidiendo elecciones", aseguró el constitucionalista Juan Manuel Rafalli.

Aunque una Constituyente se convoca para transformar el Estado y redactar una nueva Carta Magna, Maduro asegura que ésta reforzará la Constitución de 1999, impulsada por el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) para "profundizar la revolución".

Constitucionalistas como José Ignacio Hernández y Rafalli sostienen que para ello no es necesario una Constituyente, pero ésta le "garantiza" al gobierno una concentración del poder aún mayor.