Internacional

Terremoto de 7,3 grados sacude Japón y activa alerta de tsunami

Terremoto de 7,3 grados sacude Japón y activa alerta de tsunami

Un sismo de magnitud 7,3 grados en la escala de richter sacudió este martes cerca de las 06:00 (hora local) a Fukushima, Japón, y las autoridades locales ya han emitido alerta de tsunami para toda la costa noroeste de la isla.

Las autoridades japonesas activaron nada más producirse el sismo la alerta de evacuación en la costa de Fukushima. Tsunamis de 90 centímetros (tres pies) fueron registrados alrededor de una hora después del movimiento telúrico, que sucedió luego de las 6 de la mañana.

La alerta previa era para olas de hasta 3 metros (10 pies). "' Evacuen inmediatamente las regiones costeras hacia un lugar seguro en zonas altas o búnkeres" porque "se espera que las olas golpeen repetidamente" causando un "extenso daño", alertó JMA en un comunicado.

El epicentro del terremoto, que se sintió en Tokio, estuvo en la costa de la prefectura de Fukushima a una profundidad de unos 10 kilómetros, informó la agencia.

"He dado las instrucciones a los miembros de mi Gabinete en Tokio para recaben la información necesaria y aseguren absolutamente la seguridad", aseguró por su parte el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en una declaración a los medios en Buenos Aires, donde se encuentra de viaje oficial.

La agencia japonesa de noticias Kyodo reportó normalidad en las plantas nucleares de Fukushima y otras del noreste de Japón, pero como medida de prevención fue suspendido el servicio de tren bala.

Según los datos proporcionados por la Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco), en la central nuclear de Fukushima I no se registró ninguna situación de emergencia.

El terremoto más fuerte de la historia de Japón fue el de magnitud 9.1 que sacudió al país el 11 de marzo de 2011 y dejó más de 150,800 muertos y 5,893 heridos.

Antecedente. Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia por lo que las infraestructuras están diseñadas para aguantar los temblores.